*

Ellos buscan la gubernatura de Puebla por el PAN

Relegados por el morenovallismo tienen la posibilidad de recuperar espacios ante la falta de un liderazgo que supla al del ex mandatario
Jueves, 3 de Enero de 2019 18:02
|
Claudia Lemuz

Puebla, Pue.- La carrera por la gubernatura de Puebla, tras la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo y de su esposo, Rafael Moreno Valle, líder del grupo político que manejó la política poblana en los últimos ocho años, ha iniciado los desencuentros entre los integrantes de las coaliciones Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES) y Por Puebla al Frente (PAN, PRD, PANAL, MC y PSI).Por respeto, Barbosa no ha hablado de su candidatura: PolevnskyCritica PT a Morena por adelantar postulación de Barbosa

Las listas en medios de comunicación con nombres de quienes pueden ocupar el interinato y la candidatura al gobierno del estado cada día crecen, en función de que los grupos que por años estuvieron relegados por el morenovallismo ahora detectan la posibilidad de recuperar espacios ante la falta de un nuevo liderazgo que supla el del ex mandatario poblano.

En el bando contrario, los seguidores del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el apoyo de la federación, la mayoría en el Congreso local y los gobiernos de los municipios más importantes de la entidad, incluida la capital, ven alcanzable el ganar la gubernatura que, sostienen, les quitaron en diciembre del año pasado en los tribunales, cuando cuatro de los siete magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificaron a la panista Martha Erika Alonso como la gobernadora electa.

Políticos de Morena y del PAN aseguraron que esperarían los días de luto por la muerte de cinco personas en el accidente aéreo del pasado 24 de diciembre. Sin embargo, el tiempo apremia y hasta en los homenajes a los difuntos hubo pronunciamientos políticos.

El día del homenaje luctuosos a la pareja Moreno Valle-Alonso, el orador fue el ex presidente municipal Luis Banck Serrano. Los cercanos consideraron la elección del orador natural por parte de la familia del ex mandatario, por ser su amigo y uno de sus hombres más cercanos en el poder.

Sin embargo, su pronunciamiento de exigir justicia, varios columnistas locales lo interpretaron como un arranque de campaña. La ex regidora Lizbeth Thomé Andrade, durante el homenaje organizado por el panismo, señaló la no afiliación al PAN de Banck Serrato, y se pronunció por un panista para la gubernatura.

En el pasado, Eduardo Rivera Pérez, ex presidente municipal de Puebla y el ex senador Humberto Aguilar Coronado también habían manifestado su deseo de contender por la gubernatura. Sin embargo, su distanciamiento con el morenovallista en elecciones recientes les restó posibilidades.

Incluso, al concluir su periodo como presidente municipal de Puebla, Rivera Pérez manifestó su interés de ser gobernador. Tras un enfrentamiento jurídico y público con Moreno Valle, le fueron aprobadas sus cuentas públicas y terminó como dupla de Martha Erika Alonso, cuando contendieron como candidato a la alcaldía de Puebla y candidata al gobierno del estado, respectivamente.

La variación de posturas frente al morenovallismo,  le cobró factura en las urnas y el pasado primero de julio perdió frente a Morena la posibilidad de volver a gobernar la ciudad de Puebla. No obstante, en este momento, es uno de los panista con mayor nivel de conocimiento entre los poblanos.

Por su parte, Aguilar Coronado, antes de la llegada de Moreno Valle al PAN era uno de los políticos que se perfilaba para contener por la gubernatura en la entidad y en su momento, gozó de la protección del ex secretario de Gobernación y aspirante a ser candidato a la presidencia de la República, Santiago Creel Miranda.

El PAN, no deja de lado al rector de la Udlap, Luis Ernesto Dérbez  Bautista. El ex funcionario federal en el pasado manifestó su deseo de ser candidato, pero a la Presidencia de la República.

El ahora catedrático mantienen apoyos con la cúpula nacional del PAN y distancia con el morenovallismo.

En el grupo morenovallista un nuevo perfil se baraja, el de José Antonio Gali López, hijo del ex gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad. Sin embargo, el primogénito del matrimonio Fayad López fue líder estatal, pero del PRD en la entidad, diputado local y secretario de Economía en el sexenio de Moreno Valle.

Su perfil empático, le permitió ganar en su momento el distrito 3, reservado para el priismo en las últimas décadas.

Algunos mencionan a Javier Lozano, quien en reiteradas ocasiones manifestó su interés de ser candidato a la gubernatura. Sin embargo, tras renunciar al PRI buscó arropo en el PAN, de donde salió en la campaña presidencial reciente para trabajar por los intereses del ex presidencial, José Antonio Meade Kuribreña.

El PAN y el morenovallismo buscan líder.

Con información e ilustración de LSR

clh

Vistas: 969