*

Texmelucan vulnerable por omisión de autoridades frente al huachicol

Es un problema de seguridad nacional ante el deterioro de los ductos por la ordeña tolerada de huachicoleros
Lunes, 11 de Marzo de 2019 20:37
|
Claudia Lemuz

San Martín Texmelucan, Pue.- El municipio poblano de San Martín Texmelucan junto con el Triángulo Rojo concentra 60% de los siniestros de Pemex en los últimos años, pero carece de Atlas de Riesgo, equipo y personal capacitado de bomberos. El año pasado, sus policías encarcelados por presuntos vínculos con grupos delincuenciales y acusados de usurpación de funciones, enfrentaron la inseguridad con chalecos antibalas piratas que en lugar de protección, tenían cartones, narró la presidenta municipal Norma Layón.PGR perdonó a gasolinero poblano vinculado al huachicolUsuarios del hospital de Texmelucan piden alto a saqueo de cadáveres

Texmelucan, municipio ubicado a un costado de la autopista México-Puebla, es sede del Complejo Petroquímico Independencia y cada martes alberga a miles de comerciantes y compradores que llegan al tianguis más grande de América Latina. Ellos, venden y compran sobre ductos de Pemex deteriorados, ya que cientos de veces han sido pinchados para extraer combustible y por ende requieren ser sustituidos, advertencia que hizo el ex edil, Rafael Núñez, sin recibir respuesta.

De los cuatro líderes huachicoleros que sobresalen en la entidad poblana, La Negra y el Loco Téllez operan dicha región. La primera en San Matías Tlalancaleca y el segundo en Texmelucan, mientras, El Bukanas y El Toñín se disputan el Triángulo Rojo y el territorio poblano que tiene límites con Veracruz.

La presencia y tolerancia hacia las bandas huachicolera, incluye a los habitantes de Texmelucan, quienes lo mismo rentan sus terrenos para que los ocupen como bodegas a cambio de 3 mil pesos mensuales o salen corriendo a llenar garrafas con combustible derramado cuando tienen oportunidad.

Las nuevas generaciones olvidaron la tragedia del 19 de diciembre de 2010. Ese día una toma clandestina provocó el derrame y una explosión de grandes proporciones que dejó al menos 30 muertos, 12 de los cuales fueron menores de edad, daños en 83 casas y 32 viviendas perdidas en su totalidad. También hubo 20 autos calcinados, porque la explosión afectó un radio de tres kilómetros a la redonda.

Puebla, líder nacional en tomas clandestinas y Texmelucan en accidentes

De acuerdo con el reporte de Petróleos Mexicanos, al cierre de 2018, Puebla lideró la lista de entidades con mayor número de tomas clandestinas al alcanzar mil 815, por arriba de Hidalgo y Guanajuato.

En la última década la empresa ERN recopiló los 10 accidentes más impactantes del país a raíz del saqueo a Pemex, previo a la tragedia que vivió Hidalgo este año.

Durante la década en curso las autoridades federales habían tenido –al menos– diez advertencias sobre la peligrosidad de las tomas clandestinas en los ductos. Ahora, admitieron que la situación escaló a un problema de seguridad nacional que intentan contener con la presidencia del Ejército Mexicano.

La empresa consultora en riesgos ERM publicó a finales de octubre de 2018 el reporte que recopila los 10 accidentes más importantes que han sucedido en el país a raíz de las actividades de saqueo a la infraestructura de Pemex.

 

Alcaldes piden ayuda pero nadie escucha

El ex presidente municipal de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez, desde octubre de 2017 giró oficio al entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto para manifestarle su preocupación por la situación que enfrentaba el municipio a su cargo.

“En el municipio que presido se han suscitado distintos hechos que considero de alto impacto, los cuales han afectados a la sociedad, y han puesto de manifiesto la grave situación que se vive en material de seguridad pública, motivado principalmente, por asuntos relacionados con el robo de hidrocarburo (…) Ante esta situación me permito, solicitar el apoyo del gobierno federal y su intervención ante el gobierno estatal, con el objetivo de que, dentro de sus atribuciones, se tomen las medidas efectivas que eliminen de raíz estos ataques a los ductos de Pemex y sus consecuencias, que vulneran gravemente a nuestra sociedad texmeluquense y debilitan totalmente a nuestra fuerza púbica municipal”, dice el oficio al que La Silla Rota tuvo acceso.

 

Sin embargo, las autoridades hicieron caso omiso y fue meses después, cuando el ex gobernador José Antonio Gali Fayad tomó el mando y retiró del cargo al petista que meses antes había solicitado ayuda a diferentes instancias para contender el avanza del huachicol en la región.

Además de la inseguridad, también le preocupó la seguridad de los ciudadanos y el riesgo que corrían por la ordeña de ductos, según lo expreso en otro oficio, donde reconoce el deterioro de más de 14 kilómetros de ductos que a su parecer debían ser sustituidos o recibir mantenimiento.

“Atento a lo anterior, las acciones en materia de prevención y erradicación del robo de hidrocarburo se están implementando con los distintos niveles de gobierno. Sin embargo, el deterioro de los más de 14 kilómetros de ductos que atraviesan por este municipio es latentes, ello debido a la manipulación, perforación y manejo que las bandas criminales ya mencionadas han ocasionado en los mismos con las llamadas tomas clandestinas. Es preciso mencionar que derivado de denuncias ciudadanas e inspecciones de Protección Civil y Seguridad Física de Petróleos Mexicanos existen zonas de alto riesgo.”

El ex edil describió el grado de peligrosidad en la zona: “Durante un recorrido en el lugar denominado “los Delfines”, se pudo observar que el ducto de 20 pulgadas de diámetro en un tramo no mayor a dos metros lineales contaba con 15 tomas clandestinas, 12 de ellas selladas y tres seguían habilitadas. Urge el cambio de los rodetes ante el inminente riesgo para la población que se encuentra en la zona ya que se puede ocasionar un hecho de lamentables consecuencias incluso mayor al del pasado 19 de diciembre de 2010”.

No pactaré con ellos

“No he recibido amenazas porque no he permito que se me acerquen. Y cuando lo digo es en estricto sentido, porque han buscado la manera de llegar hasta la presidencia municipal y la verdad es que no tengo ninguna necesidad de negociar con los malos. Yo siempre he dicho que el que se sienta con los malos a negociar se vuelve parte de ellos. Y yo, estoy del lado bueno de la historia”, así describe la presidenta municipal de San Martín Texmelucan, Norma Layón, los acercamientos que han buscado con ella bandas delincuenciales que operan el huachicol en su región.

No por ser mujer soy débil, estamos demostrando la fuerza y la autoridad, porque donde hay autoridad, hay orden y donde hay orden, hay legalidad y donde están todas presentes hay gobernabilidad y es lo que queremos lograr en San Martín Texmelucan.

Sin embargo, ante la descomposición social que tuvo Texmelucan en los últimos años se le preguntó por el comportamiento de su antecesor petista y respondió: “Lo más probable es que la haya entregado –la plaza- porque no tenía margen de gobernabilidad. Era un títere, no sabemos de quién, pero lo era. No se si vendió la plaza o entregó las llaves de la casa a los malos.”

Adicional a la inseguridad que provocan la delincuencia con enfrentamientos en la vía pública, se enfrenta a la falta de colaboración de Pemex para poder elaborar el Atlas de Riesgo que necesita el municipio, donde muchos de los asentamientos humanos están sobre los ductos de la paraestatal.

“San Martín es una bomba de tiempo porque muchos de los ductos pasan por donde ya hay casas y fraccionamientos. Entonces, imagínate a las 10 de la noche una ordeña de ductos en un terreno que está junto a una escuela y que de repente con una chispa se traduce en una contingencia”.

Pese a ser un municipio vulnerable, San Martín Texmelucan carece de un Atlas de Riesgo.

“No tengo Atlas de Riesgo…y Pemex se niega a entregar información de la ubicación de los ductos porque dice es confidencial, pero yo les digo que no puede ser tan confidencial si todos ordeñan. Ya no entendí, porque resulta confidencial para elaborar un atlas de riesgo, pero no para los huachicoleros, porque ellos saben perfectamente donde están los ductos”.

Así los más de 170 mil habitantes de Texmelucan viven en medio de ductos, bajo el imperio que han desarrollado líderes huachicoleros como “El Loco Tellez”.

Los incidentes de Puebla

San Martín Texmelucan, 19/12/2010

Toma clandestina provocó el derrame y una explosión de grandes proporciones. Se reportaron 27 decesos, 12 de los cuales fueron menores de edad, así como 83 casas con daños parciales 32 con pérdida total, 20 autos calcinados en un radio de 3 km.

-Acatzingo, 8 y 21/03/2017

Explosión de dos tomas clandestinas, el fuego de una de ellas alcanzó los 40 m. de altura con duración de 16 horas, fueron evacuados los habitantes en un radio de 200 m.

-Acajete, 07/05/2017

Incendio en toma clandestina en Santa María Nenetzintla, el incendio duró más de 17 horas, se reportaron dos vehículos incendiados y el cierre de la autopista México-Puebla.

-San Francisco Tláloc, 22/05/2017

Toma clandestina abierta de gasolina provoca derrame que aprovecharon adultos y niños para recolectar el hidrocarburo, estuvieron expuestos sin alguna protección.

-Acajete, 18/07/2018

Explosión causada por toma clandestina en el ducto Cactus-GDL que transporta gas LP, las labores de control tardaron aproximadamente 35 horas.

-Zona Norte de la Ciudad de Puebla, 12/09/2018

Fuga de gas LP por toma clandestina, lo que ocasionó la evacuación de mil 200 personas en siete colonias, 180 pacientes del Hospital del Norte y 77 escuelas suspendieron clases.

-Los Reyes de Juárez, 28/01/2019

La fuga de gas LP provocada por un error de Pemex, obligó el cierre de la autopista Puebla-Orizaba en sus dos sentidos por más de 15 horas. Elementos de Seguridad tardaron más de 4 días en controlar la fuga y varias escuelas suspendieron clases en el Triángulo Rojo.

El resto de los incidentes de presentó en Cadereyta, Nuevo León, el 17 de julio de 2014. El derrame de petróleo por toma clandestina afectó 23 km del río San Juan y provocó daños ambientales.

El 11 de julio de 2017, en Tlajomulco, Guadalajara se registró un derrame de alrededor 147 mil litros de gasolina. La afectación fue de más de 9,500 metros cuadrados contaminados y 3 mil personas evacuadas.

El 16 de agosto en Villagrán, Guanajuato hubo una fuga de combustible e incendio en toma clandestina. El fuego alcanzó 60 m. De altura, lo que provocó la evacuación de 60 familias durante la madrugada.

Y, recientemente el de Hidalgo que dejó al menos 125 muertos.

imagen municipios

aj

Vistas: 996