*

Semana de robos, linchamientos y embolsados en la capital

Otra intensa semana de crímenes en la capital, habitantes acusan impunidad, por lo que algunos consideran es mejor hacer justicia por propia mano
Sábado, 10 de Agosto de 2019 13:00
|
Municipios Puebla

Puebla, Pue.- Una semana más en la capital poblana, donde los habitantes siguen siendo víctimas de la falta de seguridad, y la impunidad que se vive, pues como pareciera ya ser costumbre, nos enteramos de asaltos, intentos de linchamientos y personas asesinadas, embolsadas y abandonadas dentro de la ciudad.Semana de asaltos y ejecutados en el área metropolitanaSemana roja para la ciudad, estos son los hechos más violentos

Los universitarios han sido de los más afectados a causa de esta ola de crímenes, pues un nuevo asalto en paradero de transporte público se reportó, cuando una joven universitaria fue encañonada en la colonia Bugambilias.

La joven esperaba el transporte público con otro usuario, cuando hombres armados a bordo de un automóvil los amagaron y les arrebataron sus pertenencias de valor, así como dinero en efectivo.

Mientras que en la Cafetería Paradeplatz, ubicada en la calle 43 Poniente y 7 Sur en la colonia Gabriel Pastor, fue asaltada durante la noche.

De acuerdo a testigos y empleados, dos hombres llegaron al lugar con arma de fuego y vestidos de negro

De inmediato exigieron al cajero el dinero de la cuenta, que ascendía a mil 500 pesos. Después de cometer el robo, los dos sujetos salieron con toda calma y se alejaron a pie.

Mientras que en el Centro Histórico, transeúntes y vendedores ambulantes lograron detener a dos supuestos ladrones en la 3 Norte, entre la 8 y 10 Poniente, para luego golpearlos y desvestirlos.

De acuerdo a la afectada, narró que los sujetos intentaron asaltarla con un arma blanca, pero de inmediato testigos los sujetaron y empezaron a golpearlos y dejarlos semidesnudos en la vía pública.

Pero algo ya más intenso, se registró cuando un joven fue muerto a tiros en calles de la colonia Covadonga, en la capital poblana la madrugada del martes pasado, vecinos reportaron a los números de emergencia que daban cuenta de disparos sobre la calle Domingo Arenas a la altura de la antigua carretera federal a Tlaxcala.

Por si no fuera suficiente un seminarista fue violentamente secuestrado el domingo en Atzitzihuacán. Por fortuna Miguel ángel Mendoza Matamoros fue rescatado por elementos de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto.

Por otra parte, en Balcones del Sur, envuelto en plástico con diversas lesiones y huellas de tortura, fue identificado como un vecino de la zona, de aproximadamente 40 años de edad.

El hombre fue encontrado semidesnudo, con algunas de las partes del cuerpo cubiertas de plástico.

Y este viernes durante la noche, se reportó a un hombre sin vida al interior del hotel San Felipe Hueyotlipan, quien horas antes ingresó con otros dos varones y una mujer, quienes presuntamente le cortaron el abdomen, provocando que sus vísceras quedaran expuestas.

Por otra parte, en Cholula, un grupo de trabajadores de la construcción fue asaltado por hombres armados, que de acuerdo con un video de seguridad que circula en las redes sociales, tres sujetos armados arriban al lugar de trabajo de los albañiles y los encañonan.

En el mismo municipio, durante la noche del viernes, habitantes de Santa María Acuexcomac, sorprendieron a una mujer robando cables de luz, por lo que la retuvieron para intentar lincharla, sin embargo, quedó bajo las autoridades de la comunidad.

Además, un monto de 10 mil pesos fue robado durante la madrugada de este martes de la capilla de la iglesia del Ahuehuete, uno de los templos católicos de reciente creación.

Fray Pablo Cabrera, responsable de ese centro de oración, y Francisco Ramírez, inspector de la colonia, confirmaron el hecho anterior tras denunciar que ya habían anticipado a las autoridades del riesgo en esa zona.

Sumado a todo lo anterior, la Universidad Pontificia de México reveló que Miguel ángel Mendoza Matamoros, seminarista de la orden de San Agustín, fue violentamente secuestrado el domingo al regresar de San Francisco Xochiteopan, en Atzitzihuacán, donde realizaba labores religiosas.

El joven, de 25 años de edad, fue interceptado por sujetos armados que viajaban a bordo de una camioneta Ford color rojo, lo amenazaron y se lo llevaron por la fuerza.

ES

Vistas: 1592